julio 01

“WINTER SLEEP”. Proyección dentro del 12 Festival de Cine de Lavapiés

El miércoles 1 de julio a las 19:30 se proyectará en Sala Mirador “Winter sleep”, una película turca dirigida por Nuri Bilge Ceylan que forma parte de la programación del 12 Festival de Cine de Lavapies.

Sinopsis: 

Un niño de ojos serios tira una piedra a la ventana de su coche y Aydin se pregunta por qué. Sí, vale, hace poco ha mandado un alguacil a que confisque los pocos enseres del padre para compensar los alquileres que le debía. Pero la ley y el derecho estaban de su parte. ¿Acaso solo porque es rico debe dejarse timar por un borracho pendenciero que acaba de salir de la cárcel? Aydin es un hombre que se considera razonable. Lógico. Justo. En su aldea de Capadocia, en Anatolia central, lleva un hotel para turistas amantes de lo exótico, el Otelo. Ha sido un actor famoso y, en su opinión, con talento. Orgulloso, en cualquier caso, de no haber cedido a hacer estúpidas series de televisión. Y todo lo que hace este hombre, lo que hace a conciencia, se va a deshacer suavemente ante nuestros ojos.(…)

El mayor error de Aydin, y es una debilidad muy extendida, es el haber tomado a sus compañeros de vida como los extras de una obra escrita a su medida. Despreciarlos si no representaban bien su papel. Y haberse encerrado en sí mismo después de su decepción. Toda su vida se ha mantenido decididamente al margen. No por cobardía sino por desdén. (…)

Se diría Tres hermanas. Chejov, claro, Chejov, siempre, en todo momento. En Érase una vez en Anatolia se había colado en uno de los personajes, un médico que, inadvertidamente, dejaba nacer la misericordia. Winter Sleep, inspirada en varios de sus cuentos, está impregnada totalmente de su desencanto, de su malicia, de su compasión. Incluso cuando, en algunos momentos, cuando la violencia se hace más explícita, Chejov se difumina para dar paso a otro compadre ruso, Dostoievski, a cuyo El idiota, remite el gesto orgullo del padre del niño de los ojos serios.

Esta película soberbia, de la que no se sale indemne, que se queda con nosotros para no abandonarnos más, nos produce temor y melancolía, una angustia ante la idea de estar vinculados, incluso de lejos, a estos personajes que se van perdiendo a sí mismos. Y una tristeza infinita ante la certeza de que, más pronto o más temprano, nos pareceremos mucho a ellos. (Pierre Murat)

Entrada libre hasta completar aforo.

Anuncios